Los problemas laborales o en el hogar afectan a su organismo, aprenda a sobrellevarlos para sentirse mejor


Foto Archivo

 

Dolencias como la gastritis, los dolores de cabeza y dolores musculares pueden ser alertas de su mente.

La Asociación Americana de Psicología afirma que el cuerpo y el cerebro están estrechamente vinculados, por lo tanto, si su salud mental se deteriora, su estado físico también lo hará.

Igualmente, si su sanidad se ve comprometida, es posible que se sienta deprimido mentalmente.

Es normal que su mente se altere ante situaciones difíciles, como fallecimientos, divorcios o pérdidas de empleos.

Sin embargo, hasta actividades cotidianas, tipo las tareas en la casa, el estudio y el trabajo, que pueden parecer sencillas y fáciles de manejar, generan estrés y ansiedad, y síntomas físicos asociados.

Hay quienes incluso se sienten abrumados por su cotidianidad y perjudican su salud.

Una contraposición a esos problemas y a la rutina es desarrollar una actitud de resiliencia, que se ha comprobado contribuye a adaptarse al estrés de una forma positiva y a cultivar el equilibrio emocional.

Así mismo, tratarse con psicoterapia brinda estrategias para afrontar los retos y el estrés diario, para mantener una salud física y mental óptimas.

 

Fuente Revista Salud Coomeva


Comparte esta nota en tus redes sociales: