Científicos lograron identificar el mecanismo biológico por el cual los cartílagos humanos, presentes en las articulaciones de tobillos y caderas, logran repararse a sí mismos


Foto Archivo

 

Científicos de Duke Health lograron identificar el mecanismo biológico por el cual los cartílagos humanos, presentes en las articulaciones de tobillos y caderas, logran repararse a sí mismos; un hallazgo que abriría las puertas a revolucionarios tratamientos para curar la osteoartritis, una de las patologías articulares más comunes en la población mundial.

Creemos que una comprensión de esta capacidad regenerativa en humanos podría proporcionar la base de nuevos enfoques para reparar tejidos articulares y posiblemente extremidades humanas completas, señaló Virginia Byers Kraus, doctora y profesora de Medicina, Patología y Cirugía Ortopédica de Duke.

La investigación científica logró establecer la edad biológica de las proteínas fundamentales del cartílago, lo cual a su vez permitió saber que el cartílago de los tobillos es más joven que el de rodillas y caderas.

Esto explica por qué las lesiones de tobillo suelen curarse más rápidamente que las de rodilla o cadera, que además pueden desencadenar en artritis.

Según los científicos, la clave está dada por un conjunto de moléculas reguladoras del proceso regenerativo, llamadas microARN, que brindan al tejido articular la capacidad de repararse.

Este tipo de moléculas son mucho más activas en algunos animales, como las salamandras o el pez cebra, capaces de regenerar sus colas y aletas.

 

Fuente: latam.historyplay.tv


Comparte esta nota en tus redes sociales: