Cuide a sus niños ofreciéndoles comida saludable y de calidad, además de enseñarles cómo tomar buenas decisiones alimentarias


Foto Archivo

 

Mantener el bienestar en su cuerpo requiere de múltiples esfuerzos, muchos de ellos relacionados con la alimentación.

Controlar lo que come usted y su familia es el primer paso para mantenerse sano en múltiples aspectos, reduce la probabilidad de contraer enfermedades y aporta incluso a mantenerse felices y activos.

Para los niños es un paso fundamental ya que necesitan de nutrientes clave que aporten a su correcto crecimiento y desarrollo. Es por eso necesario ofrecerles opciones saludables que los oriente desde pequeños a tomar mejores decisiones a la hora de comer.

Desde el portal FamilyDoctor.org, de la Academia Americana de Médicos de Familia, enfatizan, por ejemplo, en enseñar a los niños a comer cuando tengan hambre, no cuando estén aburridos, tristes o enojados.

No se trata de restringir o prohibir alimentos, sino mantener un equilibrio entre lo bueno y lo malo para desarrollar una inteligencia alimenticia.

También puede optar por presentar la comida de forma divertida, con colores llamativos o transformando el alimento en opciones que le puedan parecer atractivas a un niño.

Una alternativa puede ser dibujar caras felices con los ingredientes, moldearlos en formas de animales o aprovechar los colores para imitar arcoíris.

La idea es ser creativo.

Estos son algunos consejos nutricionales que ofrece el informe: Haga un esfuerzo para implementar más comidas caseras.

Deje que sus hijos les ayuden a preparar comidas y meriendas.

Mantenga a la mano más refrigerios saludables como frutas y granos enteros. I

ncorpore variedad de todos los grupos alimenticios importantes como frutas, verduras, fuentes magras de proteínas, lácteos bajos en grasa y granos integrales.

 

Fuente Revistasaludcoomeva.co


Comparte esta nota en tus redes sociales: