Según Kobayashi, las colisiones entre estrellas de neutrones podrían confirmar la fabricación de oro.


Foto www.nationalgeographic.es/

 

 

Chiaki Kobayashi, astrofísico de la Universidad de Hertfordshire en Reino Unido, publicó en The Astrophysical Journal un nuevo estudio que intentaría explicar por qué se encuentran grandes cantidades de oro en el espacio.

El especialista afirmó que la cantidad de oro hallado en la Tierra no lograría dar dimensión de la inmensa poción de este material precioso que hay en el universo.

Según Kobayashi, las colisiones entre estrellas de neutrones podrían confirmar la fabricación de oro.

Sin embargo, existe un problema con su teoría, ya que este tipo de reacciones son tan escasas que es improbable que sea la principal explicación.

Por este motivo, el científico se encuentra en búsqueda de otras posibles justificaciones que ayuden a entender la presencia de este material.Las colisiones entre estrellas de neutrones también dan lugar a la aparición de oro tras romper los protones y neutrones que están juntos en núcleos atómicos, para ser regresados al espacio en una nueva unión.

Otro de los eventos cósmicos que podría asemejarse es el de las supernova regulares, pero éstas son suficientemente masivas como para fusionar oro antes de desaparecer.

Entonces, para Kobayashi existen dos posibles explicaciones sobre el oro espacial: que exista algún proceso desconocido por los científicos que esté fabricando oro y no haya sido observado, o que, tanto los choques de estrellas de neutrones como las explosiones de supernovas magneto-rotacionales, expulsen mayores cantidades de oro mayores que las previstas por los modelos de predicción existentes.

A pesar de no tener una conclusión exacta que explique cuál es el proceso por el que se genera este material precioso en la Tierra, el estudio logro ofrecer otras nuevas explicaciones; los expertos pudieron llegar a la deducción de cómo se forman átomos tan ligeros como el carbono-12 (seis protones y 6 neutrones) o el uranio-238 (92 protones y 146 neutrones).

 

Fuente: elconfidencial.com (Rubén Rodríguez)


Comparte esta nota en tus redes sociales: